Los Errores más comunes al Contratar un Seguro Veterinario para tu perro


Contratar un seguro, es algo que todos hemos hecho o haremos en un futuro, y todos estaremos de acuerdo en que en este aspecto no nos gustan las sorpresas por lo que desde Seguros Veterinarios queremos ayudarte a evitarlas elaborándote una lista con los errores más comunes que se producen al contratar un seguro y cómo evitarlos.

No leer las clausulas

Toda aseguradora de mascotas tiene sus propios términos y condiciones, y a la hora de elegir un seguro para tu mascota, es importantísimo conocer todo lo referente al seguro que vas a contratar, sabemos que no es algo especialmente ligero de leer como un cómic y que habrá muchas cláusulas que no terminemos de entender, pero siempre es importante leerlo. En caso de duda, las compañías, siempre tienen una copia de sus términos y Condiciones en su página web, aunque en algunos casos sea más difícil de encontrar que en otras. Si no puedes encontrarlas, siempre puedes consultar otros servicios que te ayuden a encontrarlos como Segurosveterinarios.com, contáctanos y nosotros te solucionaremos cualquier duda que te surja, ya que como dice el refrán “Más vale prevenir que curar”.

Restar importancia a las coberturas

Aunque todas las compañías ofrecen una serie de coberturas básicas, también ofrecen otras opcionales y que también pueden resultarte interesantes. Asegúrate de conocer qué coberturas necesitas y no menospreciar ninguna que puedas necesitar en futuro sólo por tener un precio en tu opinión desorbitado. Es importante saber que al fin y al cabo eres tú quien le pone precio a tu tranquilidad.

Esperar a que tu mascota crezca para contratarle un seguro

Es uno de los errores más comunes, al igual que en los seguros de salud para humanos, es mucho mejor contratar el seguro cuando se es joven y se está sano (en el caso de los cachorros es a partir de los 3 meses), ya que las primas pueden aumentar cuanto más avanzada sea la edad y cómo consecuencia, mas susceptibilidad de padecer enfermedades, por lo que será más complicado encontrar un seguro adecuado.

Ver el seguro para tu mascota como una inversión

Otro error común, consiste en contratar un seguro para tu mascota, pensando en este como una inversión. Nada más lejos de la realidad. Un seguro para tu perro, al igual que contratar cualquier seguro para tu casa o coche, es una protección contra gastos inesperados. ¿Por qué? Pues porque Nunca vas a querer un retorno del dinero de tu seguro de coche, porque eso significará que has tenido un accidente. Y de ese mismo modo no quieres una devolución de dinero por parte de la aseguradora de tu mascota, porque significaría que habría sufrido un accidente o una enfermedad.

Tratar de obtener un seguro cuando tu mascota ya está enferma.

Mucha gente, no considera contratar un seguro veterinario hasta que su mascota no sufre un accidente o una enfermedad, es entonces cuando nos llevamos las manos a la cabeza y nos preguntamos “¿Por qué no habría contratado aquél seguro para Rufo por aquel entonces?”.

En la prevención es en donde radica la verdadera naturaleza de un seguro, en cubrir costes inesperados, y ahí está el problema, ninguna persona piensa en contratar un seguro cuando su perro está sano, pero luego son los mismos que se lamentan por no haberlo hecho con anterioridad.

No realizar una búsqueda adecuada

¿A que nunca comprarías por ejemplo, un coche, sin haber hecho un estudio previo sobre las posibilidades y beneficios que tiene cada modelo (diseño, precio, prestaciones, etc.)? Entonces, ¿por qué no ibas a hacer lo mismo con el seguro de tu mascota?, no pierdes nada, por ejemplo, en preguntar a la gente que ya tiene a su perro asegurado, a cerca de su experiencia en términos de atención al cliente, coberturas, etc.

Otra forma muy útil y en alza, es el empleo de comparadores online como SegurosVeterinarios.com, que en función de una serie de datos (raza, edad, precio del animal, etc.) te elaboran una lista con las aseguradoras que mejor se adaptan tanto a ti como a tu mascota, siendo tu quien elige la idónea. Siempre esperando no tener que usar esas coberturas nunca, pero si la ocasión se diera, por lo menos estar tranquilo por tenerlas.

Tener Miedo a Contratar Online:

Muchas compañías ofrecen la posibilidad de contratar el seguro online, y muchas veces, al no ser un trato personal, puede crear dudas y mucha gente se echa para atrás. Nada más lejos de la realidad, hoy en día muchas aseguradoras trabajan online e incluso algunos de manera exclusiva, esto no quita que el trato sea menos personal o directo ya que siempre hay gente al otro lado de tu pantalla que estará encantada de ayudarte ya sea a través de teléfono mail o de un chat.

www.segurosveterinarios.com es el comparador de seguros especialista en seguros para perros. Te ofrecemos una comparativa de las coberturas además de los precios y la posibilidad de contratar online y te resolvemos todas las dudas que te puedan surgir.

Adaptación Infografía: Freepik 

petplan banner perros - Los Errores más comunes al Contratar un Seguro Veterinario para tu perro

¡Suscríbete a nuestro Blog!