Cada vez son más las familias que deciden contratar un seguro veterinario para su mascota. Esto presenta varias ventajas tanto para el dueño del animal como para el propio perro o gato. Sin embargo, generalmente no se suele saber qué condiciones del contrato son las mejores a la hora de elegir un seguro. Al igual que se desconocen los gastos a los que tiene que hacer frente un cliente con seguro veterinario frente a uno sin seguro.

Así que a continuación, daremos unos consejos a tener en cuenta a la hora de contratar un seguro veterinario y veréis un ejemplo práctico del ahorro que supone contar con un buen seguro de salud para tu perro o gato. 

¿Cuáles son las coberturas principales?

Libre elección de veterinario. Poder llevar al perro o gato a su veterinario de confianza nos parece básico a la hora de cuidar de nuestra mascota. Además, es conveniente comparar el límite de devolución anual por las visitas al veterinario. Algunas tienen un límite de 1.000€ o 1.500€ aunque las hay que pueden llegar hasta 2.500€ de límite anual.

-El porcentaje de devolución por los gastos veterinarios es una cobertura también esencial. En todas las compañías encontrarás copago, que puede ser fijo, porcentual o ambos.

Hay aseguradoras que reembolsan el 80% de las facturas, lo que supone un copago del 20% de las facturas. Encontrarás otros con un reembolso del 100% y un copago fijo por una cantidad determinada.

-Los gastos en medicamentos para la mascota. Muchas aseguradoras no incluyen este punto en sus coberturas y es un elemento importante cuando el animal necesita algún tipo de tratamiento medicinal.

-Los sublímites, es otro aspecto a tener en cuenta a la hora de elegir un seguro de salud para tu perro o gato. Ya que ese porcentaje de devolución puede ser menos en según qué tratamientos. Aquí, recomendamos leer la letra pequeña.

¿Qué gastos afronta un cliente con seguro veterinario frente a uno sin seguro?

Vamos a poner un ejemplo práctico de los gastos que tendría que pagar un cliente con seguro veterinario frente a uno sin seguro.

Os contamos el caso de Thor, un Labrador Retriever de 1 año que el pasado año acudió al veterinario en varias ocasiones:

-Ingesta de un cuerpo extraño: Visita al veterinario, radiografía, cirugía, revisiones y medicamentos con un coste total de 500 €

-Otitis: Visita al veterinario, tratamientos varios, revisiones y medicamentos con un coste total de 240€

-Corte en las patas jugando en el parque: Consulta al veterinario de urgencias, puntos de sutura y antibióticos con un coste total de 286€

Total de gastos imprevistos de Thor en un año: 1.026 €

¿Cuánto cuesta el seguro veterinario anual para Thor?

Analizando las diferentes ofertas de seguros veterinarios, podemos observar que para un Labrador Retriever tienen un coste que varía entre los 200€ y los 360€ al año. Por lo que teniendo un seguro de salud para tu perro o gato, podrás hacer frente a gastos imprevistos que en ocasiones, pueden superar fácilmente los 1.000€

Y ahora, no olvides hacer tu COMPARATIVA para obtener el presupuesto del seguro veterinario que más se adapte a tus necesidades y a las de tu mascota.

*Los costes de los tratamientos son orientativos*

 

LOGOS BLOGS 640x342 - Perro asegurado VS Perro sin seguro

¡Suscríbete a nuestro Blog!