2 Preguntas que todo propietario de una mascota debe hacerse

Todos somos conscientes de que igual que nos gastamos dinero en alimentación, en vacunas, desparasitaciones y otros cuidados, nos tendremos que gastar dinero antes o después en su salud e nuestras queridas mascotas. Porque es un hecho que los animales enferman, igual que las personas y a lo largo de su vida pueden sufrir uno o varios accidentes.

Todos queremos a nuestras mascotas como un miembro de nuestras familias, por ello nos preguntamos si le ocurriese algo, ¿podré darle la atención veterinaria que se merece? ¿Y si me costara mucho dinero? ¿Qué pasaría si la lesión o la enfermedad fuera grave y el tratamiento no tuviera una certeza de que fuera a tener éxito? Y además cara. ¿Qué haríamos? Nos convenceríamos a nosotros mismos de que no merece la pena intentarlo, porque no tiene solución o porque la calidad de vida nadie me garantiza que sea la idónea, es decir eutanasia paliativa, o en verdad se trata de eutanasia económica, ya que el fondo de la cuestión es que no estoy dispuesto o no puedo permitirme gastarme tanto dinero.

Y ahí es donde nos surge la duda de si me merece la pena tener un Seguro Veterinario, que me ayude a pagar las facturas del veterinario, lo cual quizás me permita salvar la vida de mi querida mascota o es mejor ahorrar ese dinero para cuando sea necesario. Ante este dilema, la solución está en contestar SINCERAMENTE a estas 2 simples preguntas que nos debemos de hacer a nosotros mismos::

  1. ¿Cuánto estaría dispuesto a gastarme en la salud de mi mascota?

Mucha gente responderá a esta pregunta con frases como… «pagaría todo lo que hiciese falta», pero seamos sinceros y concretemos ¿cuanto estaríamos dispuesto a gastarnos? ¿ 500€, 1.000€, 2.000 €, 3.000€, 5.000€…?

  1. Y finalmente, ¿cuánto puedo pagar?

Ahora es cuando toca realizar un examen de nuestras cuentas y ver realmente hasta cuánto nos podríamos gastar.

Si la respuesta 1 es mayor que la 2, es decir, si pensamos que realmente nos gastaríamos más dinero del que realmente podemos gastarnos, entonces deberíamos plantearnos seriamente la contratación de un seguro veterinario, ya que es muy probable que antes o después, a lo largo de la vida de tu mascota, te vas a enfrentar a algún tratamiento caro.

La principal razón que argumentan aquellos que tienen a su perro o gato asegurado, es que lo hacen para tener la tranquilidad de poder ofrecer a sus mascotas los tratamientos que sean necesarios, si llega el caso. En otras palabras, quieren igualar ambas preguntas, quieren ser capaces de pagar (pregunta 2),  lo que se querrían gastar (pregunta 1)

Tener a su mascota asegurada, le va a permitir aceptar los tratamientos que el veterinario recomiende, incluso sin garantías de que vaya a salvar la vida de su mascota. Y en el peor de los casos, al menos tendrá la tranquilidad de que le dio su mascota todas las posibilidades para vivir.

En el comparador de seguros www.segurosveterinarios.com  ofrecemos la más amplia comparativa de los mejores seguros para su perro.

petplan banner perros - 2 Preguntas que todo propietario de una mascota debe hacerse

 

¡Suscríbete a nuestro Blog!