10 cosas que hay que saber antes de contratar un seguro para perros.

 

Un seguro veterinario para mascotas puede ahorrarnos el disgusto que supone una factura del veterinario demasiado abultada, como puede suceder en caso de tener que tratar a nuestra mascota por un grave accidente o una larga enfermedad, ya que pueden suponer importes de hasta miles de euros en algunos casos.

Ahora bien, hay ciertos datos que debemos tener en cuenta antes de lanzarnos a contratar ciegamente ya que todas las aseguradoras no ofrecen las mismas coberturas ni las mismas exclusiones. Es importante comparar entre varias opciones antes de realizar la contratación definitiva.

 

1º Normas de suscripción. Un animal joven y sano será fácilmente asegurable pero las compañías no aceptan contratar un seguro a animales de cierta edad, generalmente a partir de 7 o 9 años. Estamos hablando de fecha de contratación, si cuando lo contratamos tiene por ejemplo 5 años, el seguro no se cancelará por cumplir los 7 o 9 años. Los cachorros deberán tener al menos 3 meses de edad, como mínimo, dependiendo de la compañía.

Además, tu mascota debe de estar sana, pero si no lo está o tiene alguna enfermedad crónica se le puede solicitar a la aseguradora el seguro, la cual aceptará o no, y si acepta esa enfermedad será considerada como preexistente y por tanto no cubierta. Debido a la edad y el estado de salud es importante contratar el seguro cuando los animales son jóvenes y están sanos, ya que si esperamos a que sean mayores y tengan algún achaque, puede que ya no podamos asegurarlos.

 

2º Tipos de seguros. Hay tres tipos.

  • Seguro Veterinario: son seguros de salud para nuestra mascota. Nos cubrirán en caso de un accidente o una enfermedad por la que nuestra mascota necesite un tratamiento. No cubren los gastos de mantenimiento, como vacunas, esterilización, microchipado, revisiones, desparasitación.
  • Seguro de Accidentes: cubrirán los tratamientos que requiera nuestro animal después de sufrir un accidente. No cubren las enfermedades, pero es más económico que los seguros veterinarios.
  • Responsabilidad Civil: nos cubrirán en caso de que nuestro animal cause daños a terceros. Es importante recordar que, según la ley, articulo 1905 del Codigo Civil: «El poseedor de un animal, o el que se sirve de él, es responsable de los perjuicios que causare, aunque se le escape o extravíe.» Es decir, somos responsables de todo daño que cause nuestra mascota. Estos seguros pueden cubrir las costas de un posible juicio o no hacerlo. Esta cobertura es opcional al contratar un seguro veterinario o de accidentes e incluso se puede contratar independientemente.

Tipos de tratamientos cubiertos y no cubiertos: Esta lista es un resumen de las coberturas de las principales pólizas, pero es importante leer cada una porque puede variar.

  • Tratamientos cubiertos: los realizado por un veterinario como
    • Consulta veterinaria.
    • Exploraciones iniciales, radiografías, pruebas diagnósticas, análisis de laboratorio, electrocardiogramas.
    • Intervenciones quirúrgicas o de otro tipo, anestesia, material quirúrgico.
    • Medicamentos inyectables que sea necesario administrar al animal durante la asistencia veterinaria, osteosíntesis, prótesis.
    • Cuidados post-operatorios, hospitalización del animal en clínica veterinaria, curas y estancia en clínicas.
    • La atención veterinaria a domicilio si fuese necesario.
  • Tratamientos no cubiertos:
    • Medicamentos administrados en las siguientes consultas veterinarias de seguimiento.
    • Vacunas para alergias.
    • tratamiento de acupuntura.
    • gastos de identificación con tatuaje o microchip.
    • las vacunaciones y desparasitaciones.
    • Tratamientos preventivos de cualquier tipo, así como los chequeos, revisiones o exámenes generales de carácter preventivo.
    • Gasto derivado de la gestación, con excepción de los ocasionados por la atención de una cesárea. Tratamiento abortivo, gastos de inseminación, artificial.
    • Intervenciones quirúrgicas de carácter estético o destinadas a suprimir defectos.
    • Limpieza de boca
    • Alteraciones de comportamiento

 

4º Límite máximo anual de pago por las aseguradoras. En las condiciones de la póliza se establecerán límites de pago anuales, que es el máximo que la aseguradora nos pagará cada año por facturas del veterinario.

5º Franquicias. La franquicia es una cantidad de dinero de cada siniestro que tendremos nosotros que pagar. Funcionarían de la siguiente manera, imaginemos que la cobertura de tratamiento de nuestro perro tiene una franquicia de 50 euros. En caso de que una factura por estos servicios ascendiera a 500 euros, la compañía nos reembolsaría 450 euros.

No todos los seguros cuentan con franquicias y las cantidades pueden quedar fijadas anualmente o por siniestro, dependiendo de la póliza.

6º Condiciones pre-existentes. Las condiciones pre-existentes son problemas de salud que sufren nuestras mascotas anteriores a la contratación de la póliza. Las aseguradoras no cubren estas condiciones, incluso pueden negarse a asegurar al animal.

7º Exclusiones. Son las condiciones y enfermedades que no cubrirá la póliza y quedarán reflejadas en las condiciones particulares o generales de la misma. A modo de resumen y dependiendo de cada póliza, las exclusiones pueden ser:

  • Enfermedades o anomalías congénitas.
  • Displasia de cadera o codo.
  • Alteraciones de pestaña, tercer párpado
  • Elongación de paladar
  • Hernias umbilicales no traumáticas.
  • Gastos derivados de aquellas enfermedades infecciosas que sean objeto de vacunación, si no se ha vacunado correctamente.
  • Gastos derivados de la declaración o sospecha de rabia.

8º Períodos de carencia. Es el tiempo que transcurre desde que contrato la póliza hasta que las coberturas se hacen efectivas. Estos tiempos pueden variar, pero suelen ser de 15 o 30 días para las enfermedades y de 15 días para los accidentes y resto de coberturas. Las coberturas de responsabilidad civil, no suele tener periodo de carencia.

9º Son Seguros de Reembolso, es decir vamos al veterinario, pagamos la factura y la aseguradora nos reembolsa el importe. Este reembolso puede ser del 100% o no.

La mayoría de las aseguradoras permite la libre elección de veterinario, pero algunas favorecen que vayamos a sus veterinarios concertados, reembolsándonos el 100% de la factura si vamos a ello y solo el 80% si vamos al resto de veterinarios.

10º Precio. Los precios de los seguros varían en función de los siguientes factores:

  • Raza: Algunas razas son más propensas a sufrir ciertas enfermedades que otras.
  • Edad: a más edad del animal, más costará asegurarlo, ya que conlleva implícitos más riesgos, ya que al igual que las personas mayores tienen más enfermedades que los jóvenes, en los perros sucede lo mismo.
  • Valor de animal: si tu perro tiene un valor de mercado superior a los estándares de su raza, ya sea por pedigrí o premios ganados, puedes contratar un mayor valor, por si te lo roban o se muere.
  • Seguro Veterinario o solo de Accidente. La cobertura de enfermedad es mas cara que la de accidentes, porque un accidente puede pasar, pero ponerse enfermo es mucho más habitual.
  • Coberturas y límites: muchas de las coberturas vienen incluidas en el precio, pero otras son optativas, cuanto más contrates mayor será el precio del seguro.
  • Franquicias y porcentaje de reembolso: mientras mayor sea la cifra de las franquicias y menor el porcentaje de reembolso, el importe de la prima también disminuirá.
  • Aseguradora: no todas las compañías tienen los mismos precios para seguros similares. A veces pagamos la marca, y otras simplemente es que dos aseguradoras cotizan al mismo perro, con la misma raza y edad de manera distinta

 

Pasos finales. Antes de contratar definidamente, estudie bien las coberturas que necesita. Es importante comparar entre los seguros de varias compañías y ver cuál es más conveniente y lea la letra pequeña para saber qué tipo de exclusiones o restricciones tienen el seguro.

SegurosVeterinario.com es el comparador especializado en seguros para perros. Hemos hecho el trabajo por ti, hemos estudiado todas las pólizas, las hemos comparado cobertura a cobertura, para que de una manera fácil y rápida puedas encontrar el seguro que mejor se adapte a tus necesidades y a las de tu mascota.

petplan banner perros - 10 cosas que hay que saber antes de contratar un seguro para mascotas.

 

¡Suscríbete a nuestro Blog!