Cuánto cuesta realmente una mascota.

Tener una mascota es una gran responsabilidad y también puede suponer un gasto extra que no esperábamos en el momento de traerla a casa. Así que, antes de decidirte a por tu nuevo amigo, echemos un vistazo a lo que puede costarte mantenerlo realmente de forma responsable.

La llegada a casa.

Una vez nos hemos decidido a tener un perro tendremos que valorar dónde la adquirimos, ya que puede tratarse de un regalo (en este caso no vamos a buscar mucho) o tendremos que ver las diferente opciones que hay en el mercado. Podremos optar por la adopción, es decir, sacar al perro de un albergue, refugio o perrera. Esto tendrá un coste, ya que se suelen cubrir los gastos veterinarios de los animales como vacunas, desparasitaciones, microchipado, etc. Los costes que manejan las protectoras y refugios son diversos y varían en cada una, además de depender del tipo de perro (raza, edad, etc.). Para perros menores de un año el precio puede ir desde 70 euros hasta 180, dependiendo dónde se encuentre nuestro futuro amigo. Para perros de más edad o que tienen dificultades para salir de los refugios los precios son más bajos, oscilando entre los 100 y los 30 euros, hasta algunos casos especiales que puede ser gratuita, como perros muy mayores, por ejemplo.

También tenemos la opción de comprarlo directamente a un criador o una tienda especializada, si queremos una raza específica o un perro con pedigrí. En este caso, los precios varían según el mercado y cada raza, cada tienda y cada criador manejarán unos precios, eso sí, la mascota será bastante más costosa que si adoptamos.

Mantenimiento.

Una vez elegida nuestra mascota, es importante calcular los gastos que va a suponer a lo largo de los años. Comida, facturas del veterinario y otros gastos que pueden surgir sobre la marcha como peluquería pueden suponernos un coste entre 700 y 1.500 euros cada año, teniendo en cuenta que el primer año conlleva más gastos como las vacunas o comprar todo lo necesario para que el animal se sienta como en casa (cama, juguetes, comederos, etc.). Todo ello contando con que el animal tenga buen estado de salud, de lo contrario, las cifras podrían aumentar considerablemente.

Otra cosa que no podemos perder de vista es si podremos darle la atención que merecen o si deberíamos contratar un paseador de perros o dejarlos en una residencia, lo que nos supondría un gasto entre 10 y los 40 euros diarios.

Planificar sorpresas inevitables

Todo va sobre ruedas mientras tenemos una mascota sana, pero cualquier día, o con el paso de los años, cabe la posibilidad de que tengamos que enferme o sufra un accidente y, por lo tanto, podría necesitar un tratamiento, cirugía o una prótesis. Hay varios tipos de seguros para perros:

  • Los Seguros Veterinarios para perros son una buena opción para asumir estos costes, ya que nos ayudarán a pagar las facturas del veterinario cuando algo inesperado como un accidente o una enfermedad ocurra. Es importante asegurar al perro cuando está sano, ya que no cubrirán condiciones pre-existentes, es decir, los problemas que la mascota sufra antes de contratar el seguro. Los precios pueden variar en función de la raza y edad de nuestra mascota, pero por ejemplo para un perro mestizo de tamaño mediano, los hay desde 150€/anuales y pueden llegar a 500€/anuales, en función de la compañía y de las coberturas que ofrezca. .
  • Los Seguros de Accidentes para perros que cubren gastos del veterinario en caso de accidente de nuestra mascota, y que no cubre las enfermedades, que oscilan entre los 55 y los 140 euros anuales para un mestizo de tamaño mediano.
  • Los Seguros de Responsabilidad Civil para perros  que nos cubren de los daños que nuestro perro pueda causar a terceras personas y que además son obligatorios para las razas de perros consideradas potencialmente peligrosas y para todos los perros de la C.A. de Madrid. Los precios rondan desde 40 € hasta los 140 € anuales para nuestro ejemplo de un perro mestizo de mediano tamaño  y desde 85€ a 180€ para razas consideradas potencialmente peligrosas
  • Esta cobertura de responsabilidad civil se puede contratar como un seguro independiente o como una cobertura adicional en los seguros veterinarios o de accidentes.

 

Así las cosas, deberemos ser precavidos y tener en cuenta que traer un nuevo miembro de la familia nos supondrá unos costes, sobre todo si queremos darle todos los cuidados que precisan para tener una vida plena y saber que, aparte de la responsabilidad que conlleva, también supondrá un sacrificio económico. Piensa en si le puedes dar un buen hogar antes de comprar o adoptar.

petplan banner perros - Cuánto cuesta realmente una mascota

¡Suscríbete a nuestro Blog!