TOP 10: Alimentos que NO debe comer tu perro

En ocasiones, todos le hemos dado a nuestro perro un premio por su buen comportamiento (un trozo de pan u otra comida humana), con este tema hay que ser precavido por que hay alimentos que pueden suponer un verdadero riesgo para la salud de nuestra mascota, ¿Quieres saber cuales?

Para que esto no ocurra os indicamos 10 comidas peligrosas que NUNCA tenemos que darle a nuestro perro, de esta forma nos ahorramos el susto y la visita al veterinario. 

El Chocolate: contiene teobromina (un derivado de la metilxantina). Puede causar que un perro vomite, tenga diarrea, jadee excesivamente, orine frecuentemente, tenga mucha se, tenga convulsiones, muestre hiperactividad, tenga un latido anormal del corazón y posiblemente la muerte. Los efectos negativos dependen de la dosis, el tamaño del perro, y el tipo de chocolate. Los tipos de chocolate más peligrosos son el chocolate oscuro o puro, el chocolate de pastelería, y el polvo de cacao. El chocolate blanco no es peligroso,  pero  la grasa y el contenido de azúcar no son buenos para tu perro.

La  Cafeína / El Café: requiere las mismas precauciones que el chocolate. La Cafeína, , al igual que la teobromina,  es un derivado de la metilxantina con efectos similares en los perros.

El Alcohol: como la cerveza, licores, vino, comidas conteniendo alcohol pueden matar a tu perro. El Alcohol es un depresivo y ralentiza el funcionamiento del hígado y cerebro del perro, así como lo hace con el de los humanos. Entre más pequeño sea el perro, más grandes serán los efectos. Los perros son mucho más pequeños y más susceptibles a la intoxicación.  Los órganos vitales de un perro se daña con mucho menos alcohol.  Solo una pequeña cantidad de alcohol puede casuar vómitos, diarrea, depresión en el sistema nervioso central, problemas de coordinación, dificultades respiratorias, coma, e incluso la muerte.

Las cebollas/ajo: en toda variante (secos, crudos, cocinados) contienen tiosulfato,  el cual puede irritar el sistema gastrointestinal de tu perro.  Una dosis relativamente alta (600-800 gramos) en una comida o repartidas en varias comidas en unos pocos días pueden dañar los glóbulos rojos (anemia hemolítica).

Las Nueces de Macadamia  (tanto crudas como tostadas, así como la mantequilla de macadamia)  contiene una toxina desconocida que puede causar dificultades locomotoras: debilidad, jadeos, temblores y extremidades hinchadas. Se usan mucho en las galletas, así que sé cuidadoso con lo que le das a tu perro para comer.

– Uvas y Pasas, pueden llevar a fallos renales.  Pero hasta ahora, todavía no se conoce que sustancia en las uvas causa esto.  Sé cuidadoso, ya que las pasas son a menudo usadas en tartas y galletas.

– Aguacate, contiene una sustancia llamada Persin que puede causar vómitos, diarrea y algunas veces congestión e incluso afecciones cardíacas.

– La carne y huevos crudos o a medio cocinar. Aunque hay toda una controversia respecto al papel de la carne cruda en la dieta de un perro, los estudios han mostrado que la carne cruda tiene una mayor probabilidad de albergar bacterias dañinas que la comida preparada o cocinada para perros. Al igual que con los humanos, se debe tener especial cuidado en la manipulación de la carne cruda y los huevos para evitar la posibilidad de contaminación con la bacteria de Salmonella  y con E. coli. Los huevos crudos contienen una enzima (avidina) que puede llevar a problemas de piel y pelaje en el perro.

El pescado como el salmón y la trucha, frecuentemente, tienen un parásito que no se mata al cocinarlos.  Para los humanos es inofensiva, pero puede dañar a los perros.

– Los huesos pueden causar atragantamiento, o pueden romperse en trocitos irregulares, en algunos casos con puntas afiladas, que pueden quedarse atascados en el tracto digestivo. Busca huesos fuertes como los de médula que son menos propensos a romperse y bien los huesos de nylon que se desgastan lentamente.

petplan banner perros - TOP 10: Alimentos que NO debe comer tu perro

¡Suscríbete a nuestro Blog!